C/ Valencia 248 3º 1ª 08007 Barcelona       Teléfono: 93 215 27 41        Mail: info@institutovascularfuentes.com

Head Blog

Port a Cath¿Qué es el Port-a-Cath? El Dr. José María Fuentes, destacado Cirujano Vascular explica el funcionamiento de este dispositivo para la administración de medicación intravenosa que hace cómoda la vida del paciente.

 

  

  

El ‘Port-a-Cath- es un dispositivo que se implanta debajo de la piel, generalmente en la zona pectoral y se utiliza fundamentalmente para la administración de medicación intravenosa, como la quimio o la sueroterpia. Consta de un reservorio o puerto, un catéter y un conector, y su implantación se aconseja en aquellos pacientes que precisan tratamientos intravenosos durante largos periodos de tiempo.

Para implantar un ‘Port-a-Cath’, el catéter se introduce en una vena central y el reservorio o cámara queda subcutánea en zona pectoral. Es por este motivo, y que se implanta completamente dentro del cuerpo, que debe realizarse en el quirófano, mediante anestesia local en una intervención que se estima puede durar entre 35 y 40 minutos.

port a cath

Procedimiento

Con una punción percutánea o una disección venosa se inicia el procedimiento de implantación del ‘Port-a-Cath’. La punción eco guiada en los casos de vena subclavia es otra buena opción, ya que permite evitar complicaciones relacionadas con la punción prácticamente con una efectividad del 100%. Una vez puncionada la vena se pasa el catéter y realizamos una radiografía de torax intraoperatoria para confirmar la correcta ubicación de la punta y trayecto del mismo. Finalmente, y con un pequeño corte a nivel pectoral, se conecta el catéter y el reservorio para colocar el dispositivo debajo de la piel.

Ventajas y riesgos

Un dispositivo ‘Port-a-Cath’ no es para toda la vida. Una vez finalizado el tratamiento se puede retirar y mientras esté implantado en el cuerpo, el paciente puede llevar una vida completamente normal. Su ventaja es principalmente la comodidad, pues facilita las punciones, evita molestias y complicaciones.

Por otro lado, sus riesgos tienen que ver con la aparición de hematomas, infecciones o lesiones varias. Dichas complicaciones pueden evitarse mediante la punción eco guiada y laprofilaxis antibiótica.