C/ Valencia 248 3º 1ª 08007 Barcelona       Teléfono: 93 215 27 41        Mail: info@institutovascularfuentes.com

Carótidas

PATOLOGÍA CAROTÍDEA, TRATAMIENTO MÉDICO, ENDARTERECTOMÍA, STENTING CAROTÍDEO

La arteria carótida, es la principal arteria que lleva la sangre al cerebro. La afectación arterioesclerótica de esta arteria, es la principal causa aunque no la única del infarto cerebral, que es la tercera causa de muerte en los países desarrollados. Con el término infarto cerebral, se hace referencia a una amplia variedad de enfermedades que se manifiestan por la aparición de forma repentina de síntomas que varían desde la debilidad de un brazo, a la pérdida del habla, la parálisis, el coma o incluso la muerte. El infarto cerebral debido a arterioesclerosis de la arteria carotídea se puede prevenir mediante una intervención quirúrgica.

La mayoría de las personas con esta enfermedad, no tienen síntomas durante mucho tiempo. Cuando la "estrechez" de la carótida es lo suficientemente importante o se forma trombo en placa arterioesclerótica, se pueden producir síntomas que pueden ser a grandes rasgos de 2 tipos:

  • Infarto cerebral transitorio: Es un infarto cerebral de pequeño tamaño, y cuyos síntomas duran menos de 24 horas. Es un acontecimiento que predice que una persona tiene un alto riesgo de sufrir un infarto cerebral mayor habitualmente en el transcurso de días o semanas, por lo que no debe ser tomado a la ligera, y ante síntomas que pudieran corresponder a problemas cerebrales como parálisis o pérdida de sensibilidad de una extremidad, perdida del habla, desviación de la comisura bucal o ceguera de un ojo que se recuperen espontáneamente debe acudir a su médico con urgencia para valorar la posibilidad de que tales síntomas estén producidos por una afectación arterioesclerótica de la arteria carótida, ya que en estos pacientes la confirmación del diagnóstico y realización de una intervención quirúrgica pueden prevenir la aparición de un infarto mayor.
  • Infarto cerebral: Es un infarto que no se recupera, quedando en el paciente secuelas tales como una parálisis o pérdida del habla. Esta es una situación muy grave que incluso puede llevar al paciente a la muerte

El diagnóstico de arterioesclerosis de las carótidas comienza con un examen físico cuidadoso. En función de los hallazgos encontrados, el doctor puede solicitarle otras pruebas para delimitar mejor el diagnóstico, como un eco-doppler, una arteriografía o una angio-resonancia.

 

STENTINGTratamiento de la arterioesclerosis carotídea


Cuando la "estrechez" de la arteria carótida llega a un punto en el que la probabilidad de tener un infarto cerebral es alta, el tratamiento a establecer es una intervención quirúrgica denominada Endarterectomía carotídea. Esta consiste en abrir la arteria carótida y limpiarla por dentro, retirando la placa de arterioesclerosis que se ha formado a lo largo de los años.

En caso de alto riesgo quirúrgico, por edad o patologías asociadas, por antecedentes de radiación o cirugía previa del cuello, se indicaría el tratamiento endovascular de la estenosis carotídea. Se practica una angioplastia y stenting carotídeo. Se realiza un cateterismo (por punción de arteria femoral a nivel inguinal generalmente), se dilata la estenosis y se implanta un Stent metálico. 
Si la "estrechez" no es lo suficientemente importante el tratamiento que se establecerá será farmacológico mediante fármacos que evitarán en lo posible la complicación de la placa arterioesclerótica. Su especialista en Cirugía Vascular le aconsejará de forma individualizada sobre cuál es la mejor opción para su caso.


*Toda la información que aparece en nuestra web esta desarrollada por el Dr. Fuentes y su equipo con la intención de informar y asesorar, sin la intención de sustituir el diagnóstico de ningún doctor.